¡El cine, del senario a la proyección de una película, es toda una enorme elaboración!

La producción de una película requiere un gran esfuerzo. Detrás de las pantallas, todo un equipo de profesionales trabaja para crear una obra artística que atraiga al público. La producción de un largometraje lleva varios meses o incluso años. Para llegar a su conclusión, una película sigue una sucesión de etapas.

La idea creativa y la preproducción

Como cualquier proyecto, la realización de una película comienza con una idea creativa. Puede ser la inspiración del productor o del guionista. Si la idea creativa se basa en una obra existente, es imprescindible adquirir los derechos de explotación, pero si se trata de una idea nueva, el guionista puede contratar a un especialista para que elabore el guión. Este trabajo, que requiere mucho tiempo, puede durar meses. Mientras se reproduce el guión, el guionista comprueba que la escritura va bien.

Una vez completado el guión, es el momento de pasar a la fase de preproducción. Durante esta fase, el productor reúne un equipo para definir el presupuesto necesario para la producción. Después, hay que repartir todas las tareas: director de fotografía, director de escena, director, actores… Para ello, el equipo puede colaborar con las productoras. También es habitual que los directores obtengan ayudas financieras de determinadas entidades.

La producción

Tras fijar el presupuesto necesario, el director de producción reúne el dinero necesario para realizar la película. Todo está casi listo y luego viene la fase de rodaje. Esta etapa es muy importante porque supone la reproducción exacta del guión. Todo tiene que ser espectacular para los espectadores: decorados, escenarios, equipos…

Durante el rodaje de la película, el director coordina todas las tareas a realizar. Trabaja duro durante esta etapa. De hecho, esta fase requiere una cantidad importante de dinero que puede inflar el presupuesto si no se presta atención. El rodaje de un largometraje puede variar desde unas pocas semanas hasta tres meses.

Post-producción

Una vez terminado el rodaje, el proceso de realización de la película termina con la postproducción. Ahora es el momento de hacer las prisas. Después de las montañas de disparos, es necesario ordenarlas. Es en esta fase cuando el editor, a su vez, se esfuerza por desempatar. Trabaja con todo un equipo. Durante el proceso de edición, perfeccionan todos los detalles técnicos: imágenes, sonido, etc.

La fase de postproducción es una de las que más tiempo consume en la realización de una película. De hecho, puede durar varios meses o incluso años en función de las imperfecciones encontradas.